Subscribete

RSS Feed

30 may. 2014

Latch , un "Interruptor" de seguridad digital para tus cuentas.


¿Te gustaría que tu tarjeta de crédito o que tu cuenta de banca en línea estuviera activa solo cuando la estás utilizando, reduciendo así el tiempo que están expuestas a usos fraudulentos? ¿Quieres “apagar” las cuentas de tus redes sociales cuando estás desconectado para evitar usos no autorizados?

Latch es un servicio que permite agregar un nivel extra de seguridad a tus servicios online. Para ayudar a evitar un uso no autorizado, Latch proporciona al usuario la capacidad de desconectar sus cuentas con un solo movimiento cuando no las esté utilizando.

También puedes programar fácilmente tus servicios para que se “apaguen” automáticamente durante determinadas horas, por ejemplo de noche o cuando estés de vacaciones, para proteger de forma sistemática tus cuentas.

Esta disponible para  dispositivos iPhone, Android, Windows Phone y Firefox OS


Latch te permite realizar un seguimiento de tus cuentas pareadas, y te envía una alerta cada vez que se produce un intento de acceso a una cuenta que tengas bloqueada.


Controla tu identidad digital

Bloquea tus cuentas digitales cuando no las estés utilizando para evitar usos no autorizados.
Consigue un nivel de seguridad adicional en tus cuentas
Parea tus servicios digitales integrados con Latch desde su sitio web.
Protege tus tarjetas de crédito y banca online
Activa tus tarjetas de crédito y cuentas bancarias solo cuando las necesites.
Programa fácilmente el bloqueo automático de tus cuentas por la noche, o en fechas y horas personalizadas.
Vigila los intentos de acceso a tus cuentas
Latch te informa de los intentos de acceso a tus cuentas cuando están bloqueadas, y puedes notificarlo a tu proveedor de servicios si es pertinente.

Para poder iniciar sesión en el servicio Latch en tu app móvil, debes registrarte en 2 sencillos pasos y la comprensión del sistema de apagado / encendido de las cuentas es muy intuitivo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada